• Elisa Bonilla Rius

Lidera tu vida. Empodérate con la educación. Campaña #YoTambiénMeQuedo en la escuela

BO·TH apoya la campaña #YoTambiénMeQuedo en la escuela, porque las niñas y adolescentes tienen el doble de probabilidades de no asistir a la escuela en situaciones de crisis; enfrentan mayores barreras para acceder a la educación y se incrementan agresiones que las vulneran, como la violencia doméstica/de género cuando no están en la escuela. (Inter Agency for Education and Emergencies, 2019)




La educación de las niñas y las adolescentes tiene el poder de salvar vidas, estimulando los efectos multiplicadores que reducen la pobreza, la mortalidad materna e infantil, el matrimonio temprano y las enfermedades de transmisión sexual. La educación de las jóvenes va más allá de asistir a la escuela. Se trata de asegurar que las niñas aprendan y se sientan seguras mientras están en la escuela; completar todos los niveles de educación con las habilidades para competir efectivamente en el mercado laboral; aprender las habilidades socioemocionales y de la vida necesarias para navegar y adaptarse a un mundo cambiante; tomar decisiones sobre sus propias vidas; y contribuir a sus comunidades y al mundo. (World Bank, 2020)


La educación de las niñas es una prioridad de desarrollo. Las mujeres mejor educadas tienden a ser más saludables, participar más en el mercado laboral formal, obtener mayores ingresos, tener menos hijos, casarse a una edad posterior y permitir una mejor atención médica y educación para sus hijos, si eligen convertirse en madres. Todos estos factores combinados pueden ayudar a sacar a los hogares, las comunidades y las naciones de la pobreza. (Unesco, 2018; World Bank, 2020)


Según las estimaciones de la UNESCO, 132 millones de niñas entre 6 y 17 años en todo el mundo no van a la escuela. Dos tercios de los 750 millones de adultos sin conocimientos básicos de alfabetización son mujeres. 15 millones de niñas en edad de cursar la educación primaria, nunca ingresarán al aula. Y solo el 1% de las niñas más pobres de los países de bajos ingresos completarán la escuela secundaria. Cuando las niñas no asisten a la escuela, son más vulnerables al matrimonio infantil, el embarazo adolescente y la violencia de género, todo lo cual disminuye su probabilidad de continuar su educación. Las niñas con mayores vulnerabilidades, como las refugiadas, las desplazadas, repatriadas y las personas con discapacidad corren un riesgo aún mayor. (Global Education Partnership, 2019)


Por ejemplo, si las niñas abandonan a tasas similares a las de la crisis del Ébola de 2014-2015, 20 millones de niñas en edad escolar secundaria en países de ingresos bajos y medios bajos nunca volverán, según una proyección de la Fundación Malala.


Cuando las niñas y las adolescentes reciben educación, mejoran sus vidas, la de sus hijos, y sus familias, sus comunidades y sus países.


Referencias:

Inter Agency for Education and Emergencies, 2019 recuperado https://inee.org/system/files/resources/INEE_AWG_Brief%20ES%20v1.0%20LowRes.pdf

World Bank (2020). Educación de las niñas recuperado https://www.bancomundial.org/es/topic/girlseducation

UNESCO (2020). UNESCO and the promise of gender equality: key actions of 2018 and 2019, recuperado https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000372716 5

Global Education Partnership, 2019 recuperado https://www.globalpartnership.org/sites/default/files/2019-06-gpe-gender-brief.pdf

Fundación Malala recuperado https://malala.org/newsroom/archive/malala-fund-releases-report-girls-education-covid-19


Más información de esta campaña:

Contacto: soniadelvalle.periodista@gmail.com y anarazo.cide@gmail.com Tw:@YoTmbMeQuedo FB:@YoTambienMeQuedo IG:@yotambienmequedo.enlaescuela Youtube: #YoTambienMeQuedo en la escuela Spotify: #YoTambienMeQuedo en la escuela morralmuxed.mx muxed.mx

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo